Entendiendo la Gastronomía



En Gastronomía se estudia la relación entre la alimentación del ser humano y el medio ambiente en el cual se encuentra, teniendo en cuenta varios componentes culturales y como eje central la comida. 

Es por esto que se puede afirmar que cada país posee su propia gastronomía y, sin miedo a equivocarnos, cada región, zona o hemisferio o incluso cada comarca.... Para gustos... 

En Gastronomía, para entender los gustos y tendencias, es necesario estudiar patrones históricos, sociológicos, antropológicos y culturales, pero también es importante estudiar los alimentos desde el punto de vista agrónomo.




Gastronomía vegetariana

Se basa en la abstención del consumo de carnes y pescados, los alimentos que se consumen son los cereales, legumbres, setas, frutas y verduras. Quien suele llevar este tipo de dieta se le conoce como vegetariana. 

Aunque este tipo de alimentación ya se daba en el sigo VII AC, El vegetarianismo, como tal, apareció en el año 1847, cuando se fundó la primera Asociación Vegetariana del mundo en la localidad de Manchester. 

Anterior a que existiera dicha asociación se le conocía como dieta vegetal o dieta pitagórica porque los seguidores de Pitágoras seguían esta dieta.

El vegetarianismo maneja diferentes grados, por ejemplo, existe el grupo de aquellos que no consumen productos derivados de los animales como es el consumo de huevos o lácteos, aquí se permite la cocción de los alimentos y el consumo de productos refinados como azúcares y harinas, pastas blancas, frituras y alimentos en conserva.


Gastronomía naturista

Su filosofía se basa en mantener el equilibrio entre el hombre con la naturaleza donde el consumo puede ser parcial o total de alimentos del reino vegetal quedando excluidos por completo los de origen animal. 

Básicamente su dieta estará relacionada con todo aquello que sea del grupo de los cereales integrales, semillas, legumbres, frutas frescas, frutas secas, verduras y algas.

El consumo de azúcar y harinas refinadas queda excluido como también las grasas animales, los aditivos, los conservantes, colorantes, los fritos y alimentos hidrogenados. Se procura consumir en lo máximo posible los alimentos en su estado natural y en caso de ser necesario cocinarlos se realiza únicamente al horno o al vapor. Algunos llegan a consumir queso, yogurt o huevos duros.



Gastronomía Macrobiótica

Se basa en la medicina china y en el budismo zen donde la salud es mantener los equilibrios entre el ying y el yang. Donde ying es femenino: frío y oscuro y yang es masculino: caliente y luminoso que están presentes en la naturaleza. Su filosofía se basa en la ausencia de las enfermedades, de tal forma que si los dos principios ying y yang están equilibrados la enfermedad no existe, y esto se logra con la alimentación adecuada, tolerancia y serenidad espiritual.

En la dieta macrobiótica, el 50% de los alimentos diarios son cereales integrales tales como arroz, mijo, trigo, avena, cebada, cuscús, centeno, trigo sarraceno y maíz. El 25% es de hortalizas y vegetales cocidos. Consumen una o dos tazas de salsa de soja que pueden llevar regularmente vegetales o algas.

En cuanto a proteínas animales solo se permite el pescado blanco dos veces por semana y en caso de algún compromiso la carne de pollo o de pavo. Los huevos deben ser fertilizados y solo uno cada diez días. 

Frutas frescas, cocidas o secas. Las bebidas solo se deben consumir después de las comidas no antes ni tampoco durante y consumirlo lentamente.
  
Las bebidas adecuadas son el té o el café de cereales, en caso de consumir agua se debe consumir ligeramente tibia.



Gastronomía Frugívora

Es conocida también como frutarianos y se basa en la ingesta de frutas de estación y el rechazo del consumo de alimentos de origen animal. Es el tipo de alimentación que seguía el hombre prehistórico. Para los seguidores de este tipo de alimentación los frutos secos y las fruta frescas resultan de gran importancia para ellos, es común que los frutarianos consuman en el día cerca de 300 gr de frutos secos y un kilo de fruta fresca.

Hay tres grupos de frutas: frescas, desecadas y las secas. La fresca tal como su nombre lo indica es tomada del árbol o consumida en su estado de maduración ideal,  se debe consumir con cáscara o piel y lavarlas muy bien. Para ellos el melón y la sandía no se consideran frutas, pero el tomate sí. Las desecadas para facilitar el proceso de digestión se recomienda dejarlas en remojo en agua para rehidratarlas. 

Los frutos secos se consumen solos para evitar frutas demasiado acuosas que se comiencen a fermentar.

Los riesgos de seguir una dieta frutariana son muy altos ya que es completamente desequilibrada y puede afectar seriamente la salud, ya que escasea del resto de nutrientes que si se consiguen en otras dietas.



Gastronomía Budista

Es una tradición de la cocina del este de Asia practicada por los seguidores del Budismo, es prácticamente vegetariana y mantiene el precepto budista general del ahimsa (no violencia). Este tipo de alimentación toma su nombre de la alimentación de los monjes budistas, la base es el arroz integral, acompañado de verduras y frutas permitidas, esta alimentación acepta como bebida el té chino. 

Se practica en China, Hong Kong, Singapur y Taiwán.


Gastronomía Judía

Para conocer un poco sobre la alimentación Judía se hace necesario conocer que es el KASHRUT: es el resumen de las leyes que deben seguir en lo relacionado con la alimentación prescritas por el Torá, analizadas y desarrolladas en el Talmud y por último son codificadas en el código legal Judío “ Shuljan Aruj” .

Kasher en hebreo traduce “apto” todo aquello que es apto para consumo de los judíos, y estos alimentos permitidos llegan con una clasificación que se denomina Kasher, mientras que los prohibidos se le conoce como Tareft. No todos las carnes de animal terrestre, aves y animales acuáticos son Kasher, ya que aquí lo que es importante para ellos es el proceso que se siguió para el sacrifico.

Gastronomía para diabéticos

La diabetes es una enfermedad muy común, se trata de un desorden metabólico que se encarga de convertir en energía los alimentos que se consumen. Cuando se padece de diabetes hay dos componentes del sistema que entran a fallar que son el páncreas, que produce o no produce insulina (diabetes tipo I), o puede presentarse que las células del cuerpo no responden a la insulina que produce el organismo (diabetes tipo II).

Comer grandes cantidades no es recomendable, resulta más saludable hacer varias comidas en el día pero pequeñas. Las grasas resultan perjudiciales para los diabéticos de tal forma que considerar en eliminarlos en lo máximo posible sería lo más conveniente, sin embargo si va a consumir carnes que sean magras y productos lácteos que sean descremados, el consumo de embutidos deben ser eliminados al 100%.

Fibra es recomendable para una buena y equilibrada alimentación, los alimentos con alto contenido de fibra son el pan, galletas, y pastas integrales, leguminosas, frutas y verduras frescas. 

El azúcar debe ser reemplazada por edulcorados pero aun así los diabéticos deben consumirlos con moderación.

2 Comentarios.

  1. Sara dice:

    Pero no creo que el tipo vegano sea tan sano como dicen, habrá carencias, ¿no?

  2. Matilda dice:

    Es un buen resumen, y que cada uno decida que le apetece má, aunque a mi me gusta de todo un poco.

Deja un comentario

Compartir: